Camp Judaica 2015

El Camp Judaica 2015 es una gran propuesta educativa. Encontramos en un lugar millones de experiencias formadoras y transformadoras.

 

El eje temático de este año es: “Ciencia y espiritualidad: como lenguajes complementarios para disfrutar y mejorar el mundo personal, social y natural”.

Nos acompañaron, “Einstein” y el gaucho “Martín Fierrovsky”, para guiarnos y ayudarnos a comprender con más profundidad cada una de las temáticas y desafíos.

En este CAMP tan especial, disfrutamos de cada uno de los momentos: peulot, fogones, tefilot, el tajamar, la pileta, el Iom Sport (ganó el equipo amarillo), el Beit Midrash, el contacto con la tierra y los animales, la huerta, la quesería y el tambo.

Disfrutamos de la tradicional competencia Shabateando, en la cual tres equipos se preparan durante varios días para bailar rikudim y elegir así al equipo ganador, contamos con la presencia de nuestro Rab. Damián Karo en el jurado. El equipo ganador de este año fue el azul.

Todos los grupos tuvieron sus peulot de cierre en el que evaluaron todo lo vivido en estos 10 días y todas las conclusiones fueron que nadie se quiere perder el CAMP 16.

Vivimos el primer shabat con varios voluntarios de las Comisiones Directivas de Instituciones que componen la red de Fundación Judaica y la Comunidad de Or Jadash, quienes también realizaron su Camp en Avigdor. El segundo shabat fue junto a los vecinos del pueblo, de manera de compartir así nuestras costumbres y vivencias sagradas.

Estar en este lugar nos llena de alegría, energía y nos da mucha fuerza para seguir soñando y trabajando por el futuro de nuestra juventud Judaica, apasionada, comprometida con los lazos con el pasado y el futuro de nuestro pueblo.

Al término de esta gran experiencia, los janijim que este año terminaron el curso de madrijim se quedaron en Avigdor, en nuestro CAMP, para tener un cierre de lo que fue esta etapa. Ya estamos viviendo cosas muy emocionantes como fue ir al cementerio de Avigdor a reescribir los nombres en hebreo borrados por el tiempo. Además estuvimos construyendo mesas y bancos con botellas recicladas para donar a una escuelita rural cercana de la zona. Durante cuatro días los chicos se prepararon todas sus comidas y fueron lavando las cosas que usaron, mostrando gran colaboración, compañerismo y un muy buen trabajo en equipo. Creemos que esta experiencia va a ser muy significante para ellos; y así podremos conformar un Tzevet 2016 con muchísima gente de nuestro semillero y asentar nuestra identidad.

Estamos felices y orgullosos de cómo concluyó este CAMP 15 que tanto trabajo previo llevó y el que tan rápido se nos pasó. Porque cuando uno disfruta de lo que está haciendo el tiempo vuela; y así fueron estos diez días en los cuales Janijim, Madrijim, Coordinadores y Rabinos compartimos este campamento, con tefilot, espacios de estudios, comidas, momentos de pileta y Tajamar, peulot, espacios generales, actividades en el campo, actividades en el pueblo y tantos momentos más.

Gracias a todos los que compartieron estos días con nosotros y en especial a las familias que confiaron en nosotros. Esperamos reencontrarnos el año que viene; y para todos aquellos que todavía no hayan vivido esta experiencia, no dejen pasar más tiempo y déjense atrapar por la magia que tiene Avigdor, y en especial del CAMP de Juventud Judaica.

 

Directora de juventud Samanta Naistat y Rabina Karina Finkielsztein.

Comentá

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *